El día del comparsero | Por Susana Lugo

El día del comparsero | Por Susana Lugo

Hubo una vez una siesta, de esas de radio, estábamos junto a “Macca” (Miguel Maccarini) y el “kabezudo” (Marcos Mendoza) y llegaba a nuestros teléfonos que se aprobó, que era una realidad y que por fin tendríamos un día para recordar, para conmemorar y hasta para celebrar ser Comparsero: el 23 de septiembre, y nos fundimos en un abrazo de sonrisas y lágrimas.

Lamentablemente este día no fue el mejor de todos para celebrar, como lo sabemos hacer nosotros, porque cómo olvidar a los que perecieron, a los que sobrevivieron y a los que de por vida quedaron con secuelas no sólo físicas, sino también de esas imposibles de olvidar.

La vida nos lleva por otros rumbos, algunos tenemos la dicha de volver, de una u otra forma. Otros ya no quieren saber nada de este mundo del Carnaval.

Muchos vimos destratos, malos manejos, decepciones, pero el Comparsero no ve nada de eso, es optimista, es feliz, es apasionado y solo así se entiende que a pesar de todo el Carnaval sobrevivió.

Siempre dije que los 8 rayos eran alegres, divertidos y apasionados y que jamás permitirían tristezas al recordarlos. Por eso hoy comparto fotos, escucho música y saludo a todos mis amigos de todas las Comparsas y Agrupaciones del Más Bello Carnaval del Mundo.